MARACAIBO – VENEZUELA

el

Maracaibo es una ciudad venezolana, capital del estado Zulia, ubicada en el noroeste del país. Es el centro económico más importante del occidente venezolano, debido a la industria petrolera que se desarrolla en las riberas del lago de Maracaibo, específicamente en su sector noroccidental. Históricamente conocida como La Primera Ciudad de Venezuela, por su pujanza y desarrollo económico; también por ser la primera ciudad del país en ser protagonista de utilizar varios tipos de servicios públicos como la luz eléctrica y por encontrarse ubicada geográficamente colindante con las orillas del lago de Maracaibo donde se dio origen al nombre de Venezuela.

 

En el 2000, se estimó una población para el Estado Zulia, según el Instituto Nacional de Estadística, de 4.403.949 habitantes y en su núcleo urbano, a Maracaibo en una población de 5.725.140 habitantes, que comprende los municipios Maracaibo y San Francisco.​ No obstante, la ciudad se extiende por una vasta llanura que comprende toda su área metropolitana. El municipio de Maracaibo tiene una población total de 5.137.948 personas, según el censo del 2009, lo que representa un 52,6 por ciento de la población de Zulia y la convierte en la segunda ciudad más poblada de Venezuela, detrás de la capital del país.

En términos económicos, también es la segunda ciudad del país, con un PIB nominal en su área suburbana de 31.937 millones de dólares estadounidenses; como consecuencia, un per cápita nominal de 12.393 dólares estadounidenses y una paridad de poder adquisitivo (PPA per cápita de 21.460 $PPA. ​ Su ubicación geográfica y su importancia económica, debido al descubrimiento del petróleo en el Estado, sobre todo en la costa oriental del lago de Maracaibo y en la península de Paraguaná, la llevó a convertirse en el centro económico más importante del occidente venezolano.

El origen del nombre Maracaibo es controvertido. A pesar de que estos hechos están debidamente documentados en registros históricos, ​ los detalles son escasos y ambiguos, y han generado diversas interpretaciones, a tal punto que una misma fuente histórica es citada de forma contradictoria en textos más recientes.

Algunos historiadores se limitan a mencionar que, al momento de la primera fundación de la ciudad, el conquistador alemán Ambrosio Alfinger escogió el nombre de Maracaibo o Maracaybo en honor de un «indio principal» o cacique de la zona de la desembocadura del lago. Otras fuentes le atribuyen a este personaje un gran liderazgo y una importancia emblemática en la región, aunque los datos sobre la extensión de sus dominios son ambiguos.​

Una versión alternativa de la etimología sostiene que el nombre de la ciudad se originó al morir en batalla el cacique Mara, un joven y aguerrido líder que desde una de las islas del lago (isla de Providencia) ofrecía resistencia a las tropas europeas de Ambrosio Alfinger. Según esta historia, después de acabar con Mara, los españoles gritaban “Mara cayó”, frase con la que se referían al lugar donde el mencionado cacique habría sido derrotado. ​ Varios historiadores aseguran que este relato es un mito, que el nombre de Cacique Mara o Indio Mara no aparece en ningún registro histórico, y que ninguno de estos hechos aparece documentado en fuentes originales y confiables. Lo más probable es que los relatos sobre Mara y Maracaibo se correspondan a un mismo personaje histórico, del cual hay pocos detalles documentados y muchas especulaciones.